Pàtàkì de Ògún Sórókè

Escrito por iyamioya 06-01-2008 en General. Comentarios (4)

PÀTÀKÌ de ÒGÚN SÓRÓKÈ

 
Fuente: dofona ti Ògún, Lucíola Yawô de Ògún

ÒGÚNJÀ OU ÒGÚN JÀ: es cuando el ejerce su actividad de querrero y militar y querellante, es cuando realmente esta em pelea.
ÒGÚN SÓRÓKÈ:
una de las cualidades, mas concedas de ogun violentas y preferida, pero ela verdade s que significa:
SÉ ORÍ ÒKÈ - que contraído dá Sórókè. Dicen, que es un ogun bravo y sanguinario como resultado de su “mistura” com Èsù.

Una de lãs leyendas de Ògún, cuenta que El estaba en lo alto de la montaña, para donde se iba cuando salía a cazar, pues, El es también un Òrìsà Ode (Cazador).
Esa leyenda se inicia por contar que: “OJÓ NTÍ ÒGÚN SÓRÓKÈ BO...” (el día en que Ògún estaba en lo alto de la montaña y descendió...). Ese era el día que El había marcado para su retorno a la ciudad. Mas, dice esa misma leyenda, que Ògún es un Òrìsà que no soporta que lo ignoren. El es un ÒRÌSÀ PÀTÀKÌ (importante), el no tolera que no le den la debida importancia e atención. En esa ciudad moraba, en la misma epoca, un enemigo de Ògún, que era conocido como un gran feiticeiro (Osó), que se llamaba Àparò Degbeaha. El era sabedor de ese punto debil o vulnerable de Ògún, Àparò organizo una cerimonia ritual en ciudad, en que las personas tenian que ir sim hablar, comer e beber por un dia entero. Y ese dia por supuesto, coincidiria con el dia de la llegada de Ògún, solamente para irritárlo.
Cuando Ògún llego a la ciudad, nadie hablaba con el, nadie lo saludo como Òrìsà importante, aquello ya lo dejo enfurecido. Mas, como Ele estaba con hambre, se dirigio a una cantina para que le servieran comida y emu (vino de palma). llegando allá, nadie lo saludo, no le dirigian la palabra. El pedio que le sirvieran comida y bebida, mas, ninguno le respondio a sus pedidos nadie le sirvio nada, porque aquel dia era el dia de abstinencia total.
Cuando El insistio mas fue ignorado, entonces agarro su faca y la golpeo contra los barriles de vino, derramando todo en el suelo; cuando fueron para impedir que El siguieras haciendo eso, El corto a las personas al medio. y dicen, que cuando Ògún esta nervioso, el pierde completamente o juício.Y asi fue . el mato mujeres, hombres, niños y después se fue para su casa.Al dia siguiente fueron para su casa para pedirle que no siguiera continuando con la matanza del pueblo , y le explicaron que ese dia contecia un festival , festival organizado por Àparò. cuando tomo conocimiento de todo, Ògún fico enfurecido, mas, pero esta vez, contra Àparò. Pues, al saber que habia matado tantas personas inocentes por causa de el, Àparò, Ògún sintio gran arrepentimiento, mas, el mal ya estaba hecho. El salio decidido a encontrar a Àparò, y este cuando avisto a Ògún vindolo dirigirse en su direccion, se fugo. Mas, Ògún lo persigio.
Àparò estaba desesperado, pues, sabia que Ògún no tendria compacion de el. Entonces, corrio, mas, Ògún lo persegio, y cuando estaba casi siendo alcancazado
  por Ògún, Àparò se transformo un un pájaro y volo para lo alto de igi opé (la palmera de Òrúnmìlà). Como era una palmera sagrada, el sospechaba que Ògún no la tocaria. Mas, estava enojado que , Ògún comezo golpear la palmera, acabando por derrumbárla. En un último esfuerzo de esperanza, Àparò, se escondio por entre las hojas de la palmera, pues, sospechaba que Ògún no cometeria el sacrilégio de destruir toda a palmera de Òrúnmìlà. Per Estaba tan enojado casi cegado por su enojo queÒgún desojo la palmera y agarro a Àparò, que pedio clemencia, mas Ògún sin responder nada, le corto la cabeza clavandole la fa por el cogote, la cual rolo delante de si, que se sentio vengado. Como Àparò era um feiticeiro poderoso, no murio imediatamente. El miro a Ògún y le lanzo una maldicion, diciendo: “Vos Ògún, insensato que en, la hora de mi muerte yo te coloco mi último feitiço, lo que vos haras siempre a la hora de la rabia, te hara arrepentir luego de que las cosas no puedan cambiarse, tardiamente, como fue hoy .
El miro a Ògún y le lanzo una maldicion, diciendo: “Vos Ògún, insensato que en, la hora de mi muerte yo te coloco mi último feitiço, lo que vos haras siempre a la hora de la rabia, te hara arrepentir luego de que las cosas no puedan cambiarse, tardiamente, como fue hoy. Esa maldicion cairá sobre usted Ògún y todos sus hijos, que habran de hacer cosas a la hora de la rabia se arrepentiran despues, cuando yá no hubiera la posibilidad de cambiarlo”.
Dicho esto, murio. La história cuenta que fue a partir de ahi que Ògún siempre que iba a matar a un enemifo, le ataba sus manos, pues le cerraba la boca, para que el no le rogase, yla maldición de aparo de arrepentirse se cumpliera como Àparò habia dicho. De ahí tambiém, los sacerdotes que realizaban sacrifícios, pasarian al igual que ogun imobilizar a sus víctimas porque tambiém temian a la maldición de Àparò Degbeaha.

Hoy en dia esto se sigue cumpliendo y es lo que hacemos cuando vamos a sacrificar a algun animal, cerramos sus bocas o picos, patas e alas, para que no se muevan. Ese Pàtàkì es interpretado como una maldición a la hora de la, y no se le da ninguna chance a los animales de rogarnos. Como decia la maldicion de Àparò, Ògún no sentia paz por causa de haber matado tanta gente inocente

Entonces, reunio a las personas de la ciudad les dijo que se retiraba y que volveria solamente y precisamente en auellos casos en los que el pueblo lo necesitara .Mas tambiém deberian reverenciárlo y saludarlo asim: “Pàtàkì òrísà”. Entonces, enfilo su espada en el suelo y se sumergio por dentro de la tierra. Se cuonta tal vez, que Òrúnmìlà, no permitio que esa maldición callera por sobre todos los filhos de Ògún, que também eram inocentes, y nos enseño un oríkì que dice:
“MÁ JÉKÍ ORÍ MI RÍ ÌJÀ ÒGÚN...”
(Não permita que minha cabeça veja a briga de Ògún).
Pues dicen que a la cabeza que siente la bronca de Ògún, se torna a cegarse, a enloquecerse.La história fue un poco larga, mas ella tiena relacion con la fama del mal comportamiento de “Ògún Sórókè”, que no es una cualidade, pero si nos dice algo mas de Ògún.
 

                           Ialorisha Miriam t' Oya